ZARASWING FESTIVAL 2016

Hace unos días se celebró la quinta edición del Zaraswing Festival, y como no podía ser de otra manera, allí estuvimos para celebrar el quinto aniversario con nuestros vecinos y amigos maños.

En esta quinta edición, la novedad era la presencia de varias Big Bands locales en las fiestas. Así pudimos disfrutar de Arte y Ritmo Big Band y Huesca Big Band el viernes, y de la Dubadu Big Band el sábado. Y por si esto fuera poco, posteriormente tomó las riendas de la música Mr. Patxi “Crazy Legs”.

Tanto las fiestas como las clases tuvieron lugar en el Hotel Tryp Zaragoza. Evidentemente el lugar no tenía el encanto de otros festivales en los que hemos estado pero era muy cómodo tanto para llegar hasta allí (por lo menos para los foráneos) como para las clases y fiestas. Todas las salas estaban juntas, lo que creaba un gran ambiente entre clase y clase, y todas tenían suelo de madera, además el ratio espacio/asistentes era muy bueno.

En cuanto a los profesores, el elenco que acudió este año fue una mezcla de profesores nacionales y extranjeros. Entre los nacionales, además de los locales Marta y David, pudimos disfrutar de Pep y Emi,  Alex y Nuria, y Héctor Artal que se encargó de las clases de Jazz Steps. Que decir de ellos, Pep y Emi son una de mis debilidades, tan didácticos y musicales como siempre, cambios de ritmo, variaciones y musicalidad parte de sus señas de identidad. Alex y Nuria nos dieron una clase de kicks, que normalmente echo en falta en este tipo de eventos, y me encantó. Y Héctor, que aparte de los grupos de jazz steps dio una master class, en la que se preparó una coreo que los asistentes hicieron en la fiesta del sábado.

img_5344455

Con Mindaugas y Simona

Además de éstos, también tuvimos clase con los portugueses David y Catia, profesores y fundadores de Little Big Apple Lisboa, centrándonos en los cambios de ritmos y dirección y como usarlos dentro de nuestros básicos. Y, finalmente, con mi descubrimiento de este festival, los lituanos Mindaugas y Simona. No los conocía de festivales anteriores y estuvimos trabajando fast swing out. Fue una gozada el trato personal y como corregían personalmente a casi todos los asistentes. Muy técnicos y cercanos.

Normalmente acabaría aquí el resumen de este festival, pero en este caso creo que es necesario comentar que aparte de las clases, también hubo competiciones, y esta vez, aunque aún sigo sin creérmelo,  los profes de Big Kick (Miriam y servidor) nos la llevamos para casa. Un final perfecto para un fin de semana cargado de swing, de risas, de nuevos amigos, de reencuentros y de nuevos adictos que se van sumando a la familia del Lindy Hop.

No Comments

Post A Comment