The First Lady of Song

The First Lady of Song

Ella Fitzgerald fue la cantante de jazz más importante en los Estados Unidos durante más de medio siglo. Durante su vida fue premiada con 13 premios Grammy y vendió más de 40 millones de discos. Ella Fitzgerald es posiblemente nuestra cantante favorita y toda una referencia en nuestras listas de Spotify y en la música que escuchamos durante las clases.

Su voz era flexible, precisa y perfecta, pudiendo imitar incluso los instrumentos dentro de una orquesta. Trabajó con los mejores de la época: Duke Ellington, Count Basie y Nat King Cole, Frank Sinatra, Dizzy Gillespie y Benny Goodman; o ellos tuvieron la suerte de trabajar con ella. Supuso un nexo de unión importante para toda la sociedad americana de la época, por encima de razas, religiones o clases sociales, prevalecía el amor por Ella.

Muchas veces ha sonado Ella Fitzgerald en nuestras clases, en el coche, en casa… y cuando alguien se convierte en un acompañante de tu día a día, te apetece conocer un poco más a la persona y menos al personaje. De esa forma, su música adquiere una nueva dimensión y su escucha es más interesante e intensa si cabe.

Ella Jane Fitzgerald nació en Newport News en 1917. Sus padres se divorciaron cuando era aún muy pequeña. Junto a su madre, Tempie, viajó a Nueva York, donde vivieron junto con la nueva pareja de madre, Joseph. En 1923 nació su medio hermana.

Mientras su padrastro trabajaba como conductor y como peón de construcción, su madre era cocinera y Ella, para contribuir a a economía familiar, hacía pequeños trabajos como por ejemplo, corredora de apuestas. Durante su infancia hizo amistad con los niños de la zona, con quienes jugaba al baseball como un chico más. También disfrutaba mucho cantando y baiando con sus amigos, y cuando podía, se escapaba en tren a Harlem para poder ir a ver alguna actuación en el Apollo Theater.

En 1932, Tempie murió en un accidente de tráfico, y poco después tanto su padrastro como su hermana Frances murieron también. Virginia, la hermana de su madre se hizo cargo de ella entonces. Esa época de su vida fue muy dura, sus notas bajaron y muchos días ni siquiera iba a la escuela. Tuvo problemas con la policía e incluso fue ingresada en un reformatorio, de donde escapó a los 15 años de edad, encontrándose sola, en medio de la Gran Depresión. Con el tiempo Ella consideró aquellos años como un aprendizaje que la ayudó a madurar y a enfrentarse a los retos de la vida.

En 1934, Ella participó en un concurso organizado en el teatro Apollo para nuevos talentos. Aunque su plan era bailar, cuando vio el nivel de los participantes, cambió de idea y pidió a la orquesta que tocara la canción de Hoagy Carmichael “Judy”, una canción que conocía porque era de las favoritas de Tempie. La audiencia lo recibió tan entusiasmada que exigió un bis; esta vez fue “The Object of My Affections”, de Boswell Sister.

Ella era reservada y tímida en privado, pero una vez en el escenario se sentía cómoda y confiada bajo los focos. Aquella noche, el saxofonista Benny Carter quedó impresionado por su talento natural y se encargó de presentarle a gente que podría lanzar su carrera. En ese proceso, Ella y Benny se hicieron grandes amigos, trabajando juntos en numerosas ocasiones.

Animada por sus fans, Ella participó y ganó numerosos concursos de talentos. En enero de 1935, ganó la oportunidad de actuar durante una semana con la banda de Tiny Bradshaw en el Harlem Opera House. Allí conoció a Chick Webb. Aunue su voz la impresionó, Chick ya tenía contratado a un cantante masculino en su banda, aunque le ofreció la oportunidad de probar con la banda en un bolo en la Yale University. “Si a los chicos les gusta, ella se queda”, dijo Chick. El éxito de Ella fue enorme y Chick la contrató para ir de gira con la banda por 12,50 dólares a la semana.

A mitad del 1936, Ella grabó su primer disco. “Love and Kisses” tuvo un éxito moderado. En aquella época, Ella actuaba con la banda de Chick Webb en el prestigioso Savoy Ballroom de Harlem, la meca de los bailarines de Lindy Hop de aquellos tiempos.

Poco después, Ella comenzó a tocar una versión de la canción “(If You Can’t Sing It) You Have to Swing It”. En aquellos años, las era de las Big Bands estaba cambiando y el foco se empezaba a ir hacia el bebop. Ella cantaba también el nuevo estilo, en el que su voz participaba como un instrumento más de la banda. Aquella canción fue la primera en la que experimentó con el scat (improvisación vocal usando sílabas sin sentido a modo instrumento). Su forma de improvisar y de experimentar con su voz encantó a sus fans. Durante su carrera, se convirtió en una maestra en el scat singing, convirtiéndolo en todo un arte.

En 1938, cuando tenía 21 años. Ella grabó un disco con una versión de la canción para niños “A-Tisket, A-Tasket”. El álbum fue número uno durante 17 semanas y vendió más de un millón de copias. Ella Fitzgerald se hizo famosa.

En Junio de 1936, su mentor Chick Webb murió. La banda fue rebautizada como “Ella Fitzgerald and Her Famous Band,” y Ella se convirtió en su líder.

Tal vez buscando estabilidad y protección, Ella se casó con Benny Kornegay, un trabajador del puerto que había estado pretendiéndola. Cuando se enteró del pasado criminal de Benny, se dio cuenta de que la relación había sido un error y anuló su matrimonio.

Durante su gira con la banda de Dizzy Gillespie, en 1946, Ella se enamoró del bajista Ray Brown. Se casaron y adoptaron a un niño: Ray Jr.

En aquellos años, Ray trabajaba para el productor y manager Norman Granz. norman vio que Ella ya se había convertido en una estrella internacional y la convenció para cantar para él. Ese fue el comienzo de una larga amistad y relación empresarial. Durante ese periodo, Ella se unió al “Jazz at the Philharmonic” tour, trabajando en varios discos junto a Louis Armstrong. Desde 1956 a 1964 grabó versiones de otros músicos, trabajando con Cole Porter, Duke Ellington, the Gershwins, Johnny Mercer, Irving Berlin, y Rodgers and Hart. Estas series fueron muy populares entre el público.

“Nunca supe lo buenas que eran nuestras canciones hasta que Ella Fitzgerald las cantó”, dijo Ira Gershwin.

Ella comenzó a aparecer en diferentes shows en la televisión, siendo estrella invitada en numerosos programas como “The Bing Crosby Show,” “The Dinah Shore Show,” “The Frank Sinatra Show,” “The Ed Sullivan Show,” “The Tonight Show,” “The Nat King Cole Show,” “The Andy Willams Show” y “The Dean Martin Show.”

Debido a sus giras, Ella y Ray estaban fuera de casa mucho tiempo, dañando la relación con su hijo, aunque finalmente Ella reconectó con él y pudo arreglar la situación.

“Todo lo que puedo decir es que me dio todo lo que pudo y me amó todo lo que pudo”, dijo Ray Jr.

Ray y Ella se divorciaron en 1952, debido a sus respectivas agendas, que hacían imposible tener una relación normal. Sin embargo, siguieron siendo amigos durante el resto de sus vidas.

Ella continuó trabajando como al principio de su carrera y se fue de gira por todo el mundo, actuando en dos shows al día en ciudades alejadas cientos de kilómetros. En 1974, Ella se pasó dos semanas legendarias actuando en Nueva York con Frank Sinatra y Count Basie. Cinco años después, fue presentada en el Down Beat magazine Hall of Fame y recibió los Kennedy Center Honors por su continua contribución a las artes.

En 1987, el presidente de los Estados Unidos Ronald Reagan concedió a Ella la Medalla Nacional de las Artes, en uno de sus más preciados instantes. En Francia la concedieron el Premio a las Artes y las Letras, mientras que Yale, Dartmouth y otras universidades la concedieron doctorados Honoris Causa.

En septiembre de 1986, Ella se sometió a una cirugía coronaria con cinco bypasses. Los médicos también la reemplazaron una válvula de su corazón y fue diagnosticada de diabetes. La prensa se apresuró a decir que nunca volvería a los escenarios, pero Ella demostroó que se equivocaban. A pesar de las protestas de su familia y del propio Norman, Ella volvió a los escenarios. Para los años 90, Ella ya había grabado más de 200 discos. En 1991 ofreció su concierto final en el New York Carnegie Hall.

Cuando los efectos de su diabetes empeoraron, a los 76 años Ella tuvo problemas circulatorios muy graves y tuvieron que amputarle sus dos piernas por debajo de las rodillas. Nunca se recuperó del todo y Ella simplemente disfrutaba en compañía de su hijo Ray Jr. y de su nieta Alice sentada en su  jardín.

“Sólo quiero oler el aire, escuchar a los pájaros y a Alice reir”, decía.

El 15 de junio de 1996, Ella Fitzgerald murió en su casa de Beverly hills. Tras un funeral privado, el cuerpo de Ella fue enterrado en el “Sanctuary of the Bells”, en el cementerio de Inglewood, en Calif.

A continuación os dejamos una lista de Spotify con algunas de las canciones que marcaron su vida como artista, con colaboraciones con Chick Webb, Count Basie, Frank Sinatra, y otras de las más nos gustan. Esperamos que las disfrutéis:

 

Fuente: http://www.ellafitzgerald.com

 

 

 

No Comments

Post A Comment